Uñas encarnadas

Se trata de una alteración muy frecuente que ocurre cuando el borde de la uña se clava en la carne circundante provocando una pequeña herida que se puede inflamar e incluso infectar. Generalmente el primer dedo del pie es el más afectado.
Puede estar provocada por un mal corte de uñas, calzado inadecuado, un traumatismo o bien por un agente interno, es decir, por la própia forma de crecimiento de la lámina ungueal desde la matriz o bien por nuestra propia biomecánica del pie.

La onicocriptosis o uña encarnada es una afección que puede llegar a ser muy dolorosa  si no se acude al podólogo ante los primeros síntomas de dolor, para eliminar la espícula clavada. Si dejamos que vaya a más puede acabar  en una posible infección y un cuadro más doloroso.

Síntomas

  • Enrojecimiento
  • Dolor al tocar el borde de la uña o caminar
  • Hinchazón alrededor de la uña
  • Pus en algunas ocasiones

Tratamiento

El tratamiento de la uña encarnada siempre debe ser valorado por un podólogo, ya que es el especialista de las afecciones y deformidades del pie, será el encargado de valorar las causas, el estadio de la patologia y el tratamiento más adecuado.

Se utilizaran métodos más conservadores en estadios iniciales, que pueden consistir en fresado y reconstrucción de canales ungueales, eliminación de la  espícula clavada  o  reeducación ungueal  para evitar recidivas.

El tratamiento definitivo de la onicocriptosis, en muchas ocasiones, requiere una pequeña intervención quirúrgica bajo anestesia local y de forma ambulatoria.