Dedos en garra

Los dedos en garra son una contractura o flexión de una o de las dos articulaciones del segundo, tercer, cuarto o quinto dedo del pie. Inicialmente son deformaciones ligeras, pero se van agravando progresivamente con el paso del tiempo. En los primeros estadios, los dedos en garra son flexibles y los síntomas generalmente pueden ser tratados mediante ortesis de silicona. Pero si no se tratan, las deformaciones pueden hacerse más rígidas y entonces hay que recurrir a la intervención quirúrgica.

Los dedos en garra tienen diferentes causas como son el tipo de pie, alteraciones óseas o musculares etc.pero son el roce y la opresión del calzado las que producen dolor.

Muchas veces los dedos en garra según el tipo de calzado, si éste es muy estrecho o con poca capacidad acaban produciendo durezas o callos en el dorso de los dedos e incluso pequeñas ulceraciones en aquellos pacientes que son diabéticos, por ello es muy importante prevenir la aparición y se deben extremar las precauciones para evitar complicaciones en un futuro.

Una valoración de los dedos en garra nos permite ofrecer un tratamiento preventivo que nos evitará dolor y por consiguiente la aparición de durezas, callos o ulceraciones. Y en el caso de que estas lesiones ya hayan aparecido nos permite evitar su recidiva y disminuir el dolor.

En algunos casos se debe valorar la opción quirúrgica, que a veces contempla una cirugía a nivel de los tendones de los dedos,  si éstos son flexibles para provocar la extensión de los dedos  o bien si no son flexibles la cirugía además deberá ser osteo-articular y/0 con tenotomias dependiendo del caso de cada paciente.